Al lado de chiu chiu nazco, bajo por grandes quebradas,
por duras piedras hago mi camino,

el viento ayuda creando mi camino.

Colas de zorro y pequeñas zonas verdes
dan hermosos colores con el sol.

Soy el loa, voy bajo tierra
en ocasiones fuerte, y más fuerte

bajo por los puentes de Calama.

Soy un río que merece ser cuidado
en ocasiones cristalino.
En ocasiones dulce y generoso.
Voy lentamente
por los valles fértiles,
ayudando al cultivo de dulces choclos
a ganados, a todos por igual.

Fin de semanas niños y jóvenes se me acercan,
y de noche apasionados amantes
ubican sus ojos en la fuerza de mis aguas.

Soy el rio loa, cuídame.

Por Rogelio el loino

6 diciembre, 2015
rioloa

Rio loa

Al lado de chiu chiu nazco, bajo por grandes quebradas, por duras piedras hago mi camino, el viento ayuda creando mi camino. Colas de zorro y […]
20 noviembre, 2015
parina2

Bailando en el salar

En los salares del desierto muestra su destreza, un bailarín de color rosa , que llena las lagunas de belleza, sus danzas una leyenda. Su cuello […]
5 noviembre, 2015
montaña

Montaña del pueblo

En las alturas mirando de día y de noche a este pueblo se encuentra esta gran montaña protectora de vientos viendo como las personas ríen, lloran, […]
20 octubre, 2015
vallejere

El milagro del valle

Valle de jere , te rodeas de montes como la vida misma Con alegrías, tristezas, amor, desilusión, risas o lagrimas. No importa que tan lejos vayamos […]
8 octubre, 2015
atardecer

Colores en el horizonte

En el horizonte diferentes colores asoman emergiendo entre salares anunciando en una danza la llegada de la noche. Las sales y el agua producen asombrosos espejismos […]
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann